Contáctanos +

Tendencias peligrosas


Después de la tragedia que para la humanidad supuso la Segunda Guerra Mundial, producto de las ambiciones desmedidas de grupos de poder, la insuficiente capacidad de análisis crítico de los pueblos que no supieron percibir a tiempo el sendero peligroso por el que avanzaban conducidos por caudillos mesiánicos, que hábilmente exacerbaron las miserias que en lo más profundo de su ser guarda el ser humano, vino una etapa de reflexión que hizo que la comunidad de naciones llegara a acuerdos mínimos de convivencia en un marco de respeto a la vida, a la paz y a la dignidad humana; voluntad que se plasmó en la Carta de las Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos y a nivel regional la Carta de la OEA, la Convención Americana de Derechos Humanos y otros.

Es evidente que la existencia de los instrumentos internacionales, como los señalados y de mecanismos creados para proteger los Derechos Humanos, no impidió que se perpetraran violaciones sistemáticas a los mismos, ni fue un freno para que se avasalle a pueblos enteros, particularmente a aquellos que se encuentran en situación de desventaja económica, atraso tecnológico y debilidad institucional. Pero, al menos existe una conciencia ciudadana que reivindica sus derechos como aquel de vivir libre del temor de la guerra y existen tribunales ante los que las víctimas de la prepotencia de gobiernos autoritarios pueden acudir en busca de justicia cuando en sus países no es posible.

Sin embargo, lo poco que se ha avanzado en materia de paz, justicia, igualdad y equidad, nuevamente aparecen los perversos populismos que según la ocasión se disfrazan de izquierdistas, derechistas, conservadores o liberales, pero con un sello que les es común: el autoritarismo, su desprecio por las reglas de la democracia, su machismo misógino y, ante todo, su gran capacidad de cautivar a masas descontentas diciéndoles lo que quieren escuchar para ocultar los escándalos de corrupción que les involucran.

Los resultados electorales de Nicaragua y Estados Unidos que dan el triunfo a individuos que encarnan lo peor de lo que se puede esperar de los/as políticos/as, debe llamarnos a la reflexión sobre qué le está pasando a la humanidad que va perdiendo sus valores democráticos y su ética al extremo de no importarle encumbrar en el poder a personajes incapaces de sentir empatía con sus semejantes y tener un historial de abusos sexuales.

Resulta altamente peligrosa para la paz mundial y los derechos humanos esta tendencia de elegir gobernantes que se consideran mesías de sus pueblos, la humanidad necesita pensar hacia dónde cree que va de la mano de personajes con los perfiles señalados.

Julieta Montaño Salvatierra


Sin comentarios aún.

Deja un comentario



Contacto

Dirección: Ayacucho 628 (entre Ladislao Cabrera y Uruguay)
Telf. (591 - 4) 4228928
Fax (591-4) 4251551
Email: ojmujer@entelnet.bo

Cómo apoyar

  • Miniatura de la noticia
    #NosDuelen56
      La Oficina Jurídica para la Mujer se suma al lanzamiento digital de la Acción global #NosDuelen56 del 15...

Biblioteca

  • Miniatura de la noticia
    Biblioteca Gabriela Sánchez
    Su colección alcanza aproximadamente 10.000 ejemplares de documentos en distintos soportes: material bibliográfico, audiovisual, hemerográfico,...


Nos apoyan:
Conexión, fondo de emancipaciónNED